Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Dejando de nuevo la medicación

En estos momentos estoy dejando la medicación, terminé la última caja del estabilizador de ánimo que tenía y que me había recetado el psiquiatra, además llevo varios días sin tomar las gotas para el insomnio, en este momento me siento en estabilidad, aunque tengo algo de sentimientos de depresión leve, pero no me impide hacer mis labores cotidianas.

He leído en blogs y paginas web sobre personas que se sienten agobiadas por la medicación y cuentan truculentas historias sobre como la han dejado y como se han sentido cuando han hecho esto, en mi caso solo me sentí muy mal cuando deje por primera vez la medicación, cuando había pasado por una fuerte psicosis o mejor dicho me había enloquecido por unos días, cuando estaba bajo medicación de control basada principalmente en antipsicóticos, junto con otros medicamentos para suavizar los efectos secundarios de estos, en esos momentos me sentí muy mal, sufría fuertes temblores y una gran ansiedad, además al parecer esta situación coincidió con el rebote hacia la depresión de mi fuerte estado de manía que me había llevado a delirios, por lo que se mezclaron dos situaciones difíciles, sin embargo, en esos días no existía esto de la internet y no tenía ni idea que esto me pasaría, ni tampoco supe de forma clara lo que me sucedió, apenas lo supe hace poco cuando leí por acá en la red al respecto, sin embargo, sobreviví a esta situación y se puede decir que volví a comportarme como cualquiera y pude continuar con mi vida de una forma relativamente normal, hasta caer de nuevo en otra crisis las cuales me siguen sucediendo de forma inesperada, ya que cuando estaba bajo los efectos de la droga de control no me sentía como persona y todos los aspectos de mi vida diaria estaban afectados.

He sufrido de unas 4 crisis medianamente fuertes y que han afectado mi forma de vida de forma apreciable, en las cuales he aprendido a diferenciar cuando me estoy comportando de forma equilibrada a cuando me estoy comportando de forma alterada por síntomas de mi problema mental, a pesar de sentir que las medicinas me producen efectos no deseados sobre mi cuerpo, cuando estoy en desbalances debido a lo que yo considero una crisis acudo a tomarlas de nuevo, bajo la guía de un psiquiatra, sintiendo que me hacen salir de unos estados alterados de mis emociones.

Últimamente he sentido con los esquemas de medicación que se me han formulado que no tengo mayores efectos secundarios como que también cuando suspendo la medicación no siento los efectos de síndrome de abstinencia, de pronto me siento levemente desequilibrado pues mi problema mental aún en estados de estabilidad hace que tenga tendencias a oscilar y a sentir tanto euforia como depresión pero de forma leve, que puede ser hasta lo que pueda sentir alguien que no sufra de este problema mental pero que realmente no lo sé.

Realmente no creo que una persona deba estar todo el tiempo sometida a una fuerte medicación, donde a veces se recibe muchos compuestos (polimedicación), donde después de haber salido de una crisis y habiéndola superado se pierde la capacidad de afrontar la vida por si misma y se vuelve alguien que vive de acuerdo con lo que la medicación le produzca en cada instante de su quehacer cotidiano, es claro que las crisis pueden convertir a quien las afecta en una persona con capacidades disminuidas respecto a lo que era antes de estas, pero las medicinas no recuperan estas capacidades, por lo que hay que adaptarse a vivir con esta pérdida o discapacidad, porque estando bajo el efecto de sustancias que alteran el funcionamiento diario del cerebro la persona no es ella sino el efecto de las medicinas.

lunes, 7 de noviembre de 2016

De nuevo en equilibrio

Llevo ya unas dos o tres semanas en las cuales he sentido que estoy cada vez mas equilibrado respecto a los síntomas de tb, por esto mismo ya he tenido varios días en que no he tomado las gotas para dormir y he logrado dormir bien, a veces no logro conciliar el sueño o me despierto a media noche y entonces las tomo de nuevo pero al día siguiente no las necesito y paso la noche con un sueño reparador sin tomarlas, en el momento solo estoy con el estabilizador de ánimo el cual pienso suspender si en un mes logro seguir como en los últimos días.

Respecto a mi situación personal, voy avanzando en la superación del duelo por mi separación, dentro de lo que considero le puede pasar a cualquiera que actúe dentro de lo que se considera normal que no es algo fácil, pero que afortunadamente lo he manejado dentro de sentimientos reales no de los aparentes cuando estoy afectado por síntomas de desbalances.

Se que para muchos puedo ser un irresponsable, pero considero que los medicamentos ayudan a superar las crisis y cuando se sale de estas no son necesarios, lo he manejado de esta manera en ocasiones anteriores, pero aclaro que esto solo es mi apreciación personal respecto a estas situaciones, esto por lo tanto no quiere decir que sea lo recomendado, si no lo que a mi criterio de paciente; donde he sentido lo que es estar bajo el efecto de medicamentos que dicen sirven para prevenir las crisis y lo que es estar sin el efecto de estos medicamentos, pero que en últimas las crisis vuelven de todos modos, afortunadamente no he vuelto a una crisis fuerte como la primera que me atacó, pero si he tenido varias que me han complicado mucho mi vida.

Considero que mi vida es algo mas difícil por saber que no puedo ser todo el tiempo la persona que maneje bien sus sentimientos, pero he logrado vivir aún con esta situación y a pesar de todo he logrado relacionarme con personas que me han acompañado aún cuando se dan cuenta de estas situaciones, como que también en las relaciones mas rutinarias y no tan intimas he logrado pasar como cualquier parroquiano que se dice es "normal".