Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

viernes, 12 de febrero de 2016

Una definición antigua se acerca mas al problema mental que sufrí que la moderna de trastorno bipolar


En el blog postpsiquiatría que tengo enlazado en un post que habla de psicosis aguda y cronicidad, encontré una definición que se adecua mucho a lo que sentí en mi primer episodio con mi problema mental el cual dice textualmente:


"Magnan (2) describe los cuadros clínicos que llama bouffées délirantes, en 1897. Citando textualmente las palabras de dicho autor, diremos: “delirio primario, múltiple, polimorfo, a veces de corta o a veces de larga duración, pero sin sucesión evolutiva determinada […], gran número de delirios tienen por carácter principal aparecer bruscamente, sin preparación ninguna, en medio de la calma más perfecta. En algunos días, en algunas horas, un desorden completo arrastra al enfermo al seno de las más extrañas concepciones. Todas las formas de delirio pueden observarse: maníaco, melancólico, místico, erótico, de persecución, ambicioso. El delirio puede ser simple, es decir, no estar constituido más que por una sola de esas formas; a menudo es múltiple, polimorfo. Las ideas delirantes se suceden, se enredan, se mezclan: las ideas ambiciosas son contemporáneas de las ideas de persecución; las preceden o las siguen, después desaparecen para reaparecer nuevamente; ideas hipocondríacas, místicas, etc. […] se mezclan o se les agregan confusamente, sin ningún orden. Estos delirios pueden ser exclusivamente intelectuales, sin el menor rastro de perturbaciones sensoriales. Cuando las alucinaciones se desencadenan, es casi siempre por bouffées, súbitamente; en esos casos no hay ninguna sistematización; por el contrario, hay una confusión extrema de las ideas, secundaria a la invasión de la conciencia por las alucinaciones múltiples. Nacidos sin incubación, instantáneamente, estos delirios cesan de la misma forma, pero pueden más tarde reproducirse, ya sea en una forma idéntica a la primera o bajo un aspecto diferente… Retengamos solamente estos caracteres: delirio nacido repentinamente, por lo común múltiple y proteiforme, sin tendencia marcada a la sistematización, rápidamente extinguido”."

Según este artículo que habla básicamente de que los estados psicóticos son muy tipicos de la esquizofrenia, existe un tipo de problema mental que aunque puede tener un episodio psicotico fuerte puede evolucionar sin causar mayor daño y que la persona puede parecer como un individuo promedio aunque puede haber una cierta tendencia a repetirse este tipo de estados.

Lo que se dice aquí es lo mas parecido a lo que me ha pasado, aunque de acuerdo con lo que he encontrado en internet lo que me pasa puede ser similar a lo que se denomina trastorno maniaco depresivo y que últimamente se ha mal llamado trastorno bipolar del cual segun la clasificación que se ha definido lo mio podría encajar en el del tipo I.

Parece ser que las definiciones antiguas pueden ser mas acertadas que las modernas, para mi forma de ver las cosas esto se debe a que la investigación actual se hace con fines de beneficiar a los conglomerados farmaceuticos mas que a los pacientes, por lo que se busca mas confundir que crear claridad como dice el dicho popular "confunde y reinarás".

Esta definición de este artículo y en otras de otros artículos,  he encontrado que mucho de lo que se manejaba hace varios años tiene de pronto mas validez que los llamados últimos descubrimientos científicos, por lo que parece que las personas de antes y en los que hay ahora en las partes mas atrasadas científicamente, como en muchos de los países que se llaman del tercer mundo, se tienen unos mejores resultados en el manejo de los problemas mentales y esto se debe en muchos casos en el uso de un limitado arsenal terapéutico y en un uso limitado en el tiempo de este arsenal, pues en ya muchos estudios se menciona que la recuperación de muchos de los casos de personas diagnosticadas con esquizofrenia es mayor para los que viven en los denominados paises del tercer mundo que en los del primero donde se puede decir que la recuperación de la esquizofrenia es inversamente proporcional al dinero que se invierte en los pacientes, algo que es bastante ilógico pero que las estadísticas modernas han definido como resultado.


miércoles, 3 de febrero de 2016

Medicamentos para el trastorno bipolar

Para que deberían ser las medicinas en las personas que sufren del problema mental denominado trastorno bipolar?

Primero definamos trastorno bipolar: En un aparte de la wikipedia dice "...es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, hipomanía junto con episodios alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más extrema que las personas que no padecen esta patología..." también pueden ser elocuentes las imagenes a continuación.

Grafico de estados de ánimo vs tiempo en el trastorno bipolar






Ahora defino lo que es el trastorno bipolar que me afecta (según términos técnicos mi etiqueta es trastorno bipolar tipo I) y del cual he sufrido con sus manifestaciones, según mi concepto: "Los síntomas de mi problema mental son la distorsión de mis sentimientos, los cuales no están acordes con las circunstancias, algo diferente como le pasa a cualquiera que es capaz de sentir un profunda tristeza (que no debiera decirse que es depresión) cuando muere un ser querido y se siente feliz si se gana un premio, es normal sentir fuertes emociones y tener cambios bruscos de humor, pero en mi caso cuando estoy con síntomas de mi problema mental:  Puedo llegar a sentirme eufórico y bastante alegre, después de haber tenido una gran perdida sentimental o personal como por ejemplo ser despedido de un empleo; como también sentirme deprimido (que es diferente a estar triste) a pesar de haber logrado un objetivo importante en la vida, que para otra persona podría ser claramente un motivo para estar feliz.

Que esta situación se deba a que sufro de una enfermedad o de un trastorno o como se pueda llamar, es algo que no se tiene bien claro y mas cuando la literatura al respecto ofrece opiniones contradictorias."


Ahora después de esta introducción pasemos a hablar sobre mi concepto de lo que son los medicamentos que se toman para controlar el trastorno bipolar:
No son para cambiar la tristeza por felicidad, si no para poder sentir la tristeza verdaderamente, sin pensar en que no hay salidas diferentes a la muerte, como tampoco para cambiar la alegría por la calma, si no para poder sentir felicidad si hay razón para ello, porque hay veces en que se esta feliz sin deber estarlo.

Una persona etiquetada como bipolar o algo parecido, no debería tomar medicinas para atacar situaciones que no son síntomas de su problema mental o cuando sus sentimientos están acordes a lo que la mayoría de las personas deben tener, por ejemplo si a una persona se le murió su mascota y se siente deprimida no debería tomar antidepresivos, pues no esta deprimida sino triste y en este caso estos fármacos pueden hacerle mas daño que bien.

Para mi concepto existen dos polaridades de medicinas los cuales deben controlar las dos polaridades de los síntomas de distorsión de los sentimientos, los estimulantes y los calmantes.  De acuerdo a las medicinas que he tomado y de los efectos que he sentido los estimulantes son principalmente los que llaman antidepresivos y los calmantes son principalmente los que llaman antipsicóticos y por esto mismo no considero que existan los estabilizadores de ánimo, ya que los psicofármacos que he tomado, me han tirado a alguno de los polos.

Es posible que los psicofármacos de acuerdo con las personas que los tomen puedan tener efectos diferentes, entonces un compuesto al que a una persona haga sentir algo mas alegre o sea que lo estimule; puede hacer sentir a otra que lo calma y lo hace sentir de pronto algo mas triste, entonces este compuesto ha funcionado como estimulante en el primer caso y como calmante en el segundo.


Dirán que como no soy científico estoy loco, por lo que estoy diciendo puros disparates, que lo que digo no es científicamente posible, pero miremos un ejemplo muy común de los efectos de una sustancia bastante simple desde el punto de vista químico y que una gran mayoría de personas han tomado o toman constantemente: El alcohol, de acuerdo con la cantidad que se tome, de la persona y del tiempo transcurrido desde su ingesta, puede tener efectos estimulantes o efectos calmantes, en la mayoría de las personas cuando se toman algunos tragos se estará mas feliz por lo que su efecto para ellos es como un estimulante, sin embargo, hay otras personas que cuando ingieren licor se vuelven tristes, se les despiertan sentimientos de amargura o si miramos el efecto a largo plazo cuando pasan varias horas de haberlo tomado el efecto es de hacer sentir la persona triste y apagada entonces esta sustancia esta funcionando como un calmante.

Si hacemos el símil de los efectos del alcohol con otras sustancias es posible y lo mas probable que de acuerdo con las personas, con las dosis tomadas y de acuerdo con el tiempo transcurrido, las medicinas que han sido etiquetadas con determinados efectos por ejemplo como antidepresivos puedan tener efectos contrarios y ser calmantes y si una persona esta tomando antidepresivos para no estar deprimido osea para estar mas alegre y toma una sustancia que en determinado momento se vuelve un calmante pues lo va a deprimir mas y de pronto puede convertirse en algo muy negativo que le puede llevar a un estado extremo como de querer matarse.

Para afirmar lo de los párrafos anteriores me base en lo que dice la Dra Joanna Moncrieff, principalmente en la conferencia que aparece en Youtube llamada: "Hablando claro: Una introducción a los fármacos psiquiátricos - Joana Moncrieff (presentación)"
Allí afirma que los fármacos no corrigen, si no modifican el funcionamiento del cerebro, cuando hay un fármaco que funciona aplaca los síntomas de un trastorno subyacente; los fármacos son sustancias psicoactivas, similares al alcohol y la cocaína, estos alteran la manera como siente la gente las percepciones o las emociones; además los clasifica en dos tipos: Neurolépticos o sedantes y los estimulantes.