Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Los libros, la tv, la red

Nací en el 67 del siglo pasado, mi infancia la viví entre una ciudad y un pequeño pueblo entre las montañas, de mi vida en la ciudad de mis primeros años tengo pocos recuerdos, pero de mi pueblo tengo algo más, soy de la generación de niños latinoamericanos que empezaron a criarse con la Televisión, esta para mal más que para bien guió algunos de mis gustos por ciertas cosas, me mostró las primeras imágenes y descripciones de lo que era el mundo externo de una forma creo yo deformada, sin embargo, esa pequeña cajita, era mi escape a los momentos cuando no tenía otras actividades por realizar.

En este momento es poco el tiempo que le dedico a la TV, pero de niño cuando no estaba jugando con otros niños, el tiempo casi todo lo pasaba pegado a esta caja, en la actualidad me apego mas a estar aquí en la red sobre todo leyendo pues me canso de los videos y las películas, también pienso que soy adicto a la red pues dedico mucho tiempo a esto.

Creo que a eso de los 10 años descubrí algo que aunque no era tan tecnológico si lograba captar mi atención y sacarme hacia otros lados como fueron los libros, empecé como casi todos con las historias de aventuras y con los libros de obligatoria lectura en el colegio, que mis compañeros de estudio los odiaban y muchos todavía odian, por lo que eran algo forzadas sus lecturas, sin embargo, aprendí a disfrutarlos, aunque algunos libros no fueran del todo de mi gusto.

Posteriormente cuando avanzaba en los estudios secundarios empecé a admirar ciertos autores y de pronto uno de mis deseos fue ser escritor, sin embargo, esta idea no paso de ser un deseo y si escribí algunas cosas no fueron sino para mi solamente y nunca las deje que otros las vieran, solo en una oportunidad le deje a mi hermana ver algo de lo que escribí y según su criterio le pareció interesante y me animó a que lo siguiera haciendo, de todo lo que escribí no tengo si no un vago recuerdo pues mis cuadernos de apuntes desaparecieron.

De haberme tocado el internet cuando joven lo mas probable es que lo hubiese utilizado para escribir y guardar mis escritos, de pronto con anonimato pues me daba pena que vieran lo mal que escribía, en este momento no es que escriba bien, sino que perdí la pena y como uno puede publicar lo que sea, llevo dedicado un tiempo haciéndolo.

De joven en el colegio mis aspiraciones hacia un futuro eran indefinidas pero algo se me inculcó era que debía estudiar mucho y estudiar en una universidad, ser profesional y en algo que diera estatus y un nivel de vida bueno, por esto creo yo que mi inclinación hacia la literatura y sobre todo hacia la escritura la deje, porque hasta donde se me decía los artistas eran básicamente unos muertos de hambre con muy pocas excepciones.

No hablo hasta aquí de mi enfermedad mental, debo hacerlo porque este es un blog de esto, de un enfermo mental y no de literatura, pienso que a pesar que de pronto no escribiera tan bien como se debe si lo hacía con fluidez, algo que he perdido, después de mi primera crisis mental todas mis aspiraciones sobre dedicarme a algo relacionado con el arte desaparecieron y me dedique de lleno a estudiar una carrera muy relacionada con la tecnología moderna, también porque sentí que con mi alivio temporal a esta enfermedad, desapareció para mi cierta capacidad de admiración por el arte y me convertí en alguien mas bien frío al respecto, como también que la poca capacidad para escribir y el ánimo de hacerlo también se esfumaron.

Logré terminar mis estudios superiores de buena forma y rápidamente logré entrar al mundo laboral de forma casi inmediata a diferencia de mis compañeros que se demoraron un poco mas, parece que mi enfermedad hacía que me midiera a retos fuertes y con mi juventud y que mis crisis no eran frecuentes logre tener muy buenos puestos, sin embargo, a pesar de haber llegado mas rápido que otros también de forma mas rápida me fui desgastando y no pude ascender en mi carrera profesional, pienso que por dos situaciones una por mi problema mental y por mi personalidad que me hace disperso y desordenado y otra porque no soy dado a las maquinaciones, a que no soy capaz de ascender porque pisoteo a otros, pero esto es necesario para los modelos de empresas donde me muevo por lo tanto llegue a cierto nivel y de ahí no pasé.

Otra situación es que soy apegado a vivir en mi pueblo pequeño, en el cual no utiliza profesionales de mi especialidad, pues no se requieren, al ser aquí todo mas sencillo que en las ciudades, por esto vivía inconforme de mi vida en la ciudad donde casi siempre trabaje, soy como se dice un provinciano que le queda grande la ciudad, por lo que cuando me despidieron de la última empresa debido a problemas de mi cabeza unido a lo que vengo relatando, tomé la decisión de regresar al pueblo pequeño y decidí hacer lo que pudiera y tardíamente tratar de hacer lo que cuando joven no hice por aspirar a una gran carrera profesional.

Es así como vengo dedicado sobre todo a negocios que tienen que ver con la agricultura, algo sobre lo que nunca estudié y de lo que me he convertido en un práctico, logrando ganarme algo de esto y aprovechando oportunidades que se me presentan con mis estudios técnicos que son pocas, las cuales desempeño por muy cortos periodos.

Una ventaja actual es que a pesar de vivir en un lugar que se puede decir apartado de la civilización, no lo es tanto pues en este mundo global gracias a la red, puede uno ver cosas que se hacen o pasan en cualquier parte y se puede consultar cualquier tema sin necesidad de salir a una biblioteca.

En este momento cuando logro estabilizarme de la cabeza nuevamente pienso que mis aspiraciones profesionales en lo que estudié van quedando atrás, me decido cada vez mas a ser un negociante, aficionado al arte de la literatura algo que nunca pensé que sería porque al igual que respecto a los artistas eran ocupaciones que no tenía en buen concepto pues era como me formaron mis padres, pero bueno las circunstancias lo obligan a uno a ser lo que se puede.

En este momento estoy logrando hacer algo de lo que de pronto fueron mis aspiraciones juveniles, escribir para otros, que aunque quisiera ser famoso, lo mas probable es que no lo sea, sin embargo, lo pienso seguir haciendo, pues mediante la red uno puede escribir sin depender de los editores que escogían mucho lo que se publicaba, muchas veces seleccionando lo de mas calidad, otras mediante la censura a lo no adecuado para el momento, pero ahora escribir solo depende de uno y de los posibles lectores que puedan gustar de lo que uno diga.



jueves, 3 de noviembre de 2011

Tango, depresión, locura.

Escucho tango de vez en cuando, uno de mis compositores favoritos de este género es Discépolo.

Anexo un video en youtube (tu tubo),  de la canción tormenta compuesta por Discépolo en versión de Francisco Canaro, con imágenes impactantes que lo ponen a uno a pensar y hasta llorar.

El tango es despecho1,  cuando se esta deprimido y se escuchan canciones en este genero musical se siente uno más deprimido aún, pero a la vez pueden ser de desahogo, porque puede servir para remediarlo, pues cuando uno llega a lo más bajo, lo que queda entonces es empezar a subir de nuevo, porque se piensa que se puede seguir luchando (claro que si no se está tan demasiado mal como para suicidarse).

Muchos de los tangos  nos muestran a personas desengañadas casi siempre por traiciones en el amor, pero también como en la canción anterior o en el famoso tango cambalache del mismo autor, desengañadas por el sistema social y por la forma como se manejan los valores; en la época que se escribieron estas canciones en las décadas del 20 y 30 del siglo XX en plena depresión no psicológica sino económica los sentimientos de muchas personas eran de desesperanza, similar a lo que pasa hoy día:

"Si hoy la infamia da el sendero
y el amor mata en tu nombre,
¡Dios!, lo que has besao...
"

¿Muy profético o no?, donde que en nombre de los valores mas preciados para la naturaleza humana se producen las mas grandes barbaridades.

Se destruyen sociedades para imponer la democracia, en nombre de la libertad se arriunan pueblos enteros (la libertad pero de empresa que es la esclavitud para la mayoría de las personas).

Se habla de la libertad de información pero es la libertad de desinformar, la libertad de manipular y la libertad de mentir.



1 Según la RAE:1. m. Malquerencia nacida en el ánimo por desengaños sufridos en la consecución de los deseos o en los empeños de la vanidad, realmente creía que era un termino de la región donde vivo pero parece que es una palabra común en el idioma español.