Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Un paciente de trastorno bipolar con tristeza

Me siento con angustia existencial, algo como un sentimiento que médicamente puede decirse ansioso, me siento inconforme con lo que pasa a mi alrededor, sobre lo que soy; me considero de poca importancia y que es poco lo que hago por mi y por los demás, que sigo vivo y debo seguir viviendo, ¿Por que?, por eso, porque estoy vivo, me entristece saber que muchas personas sufren en este mundo, por falta de alimentos o por las guerras que matan a los mas necesitados que son provocadas y financiadas por los que todo lo tienen y que quieren seguir teniendo, aunque según ellos justifican: Que muchos deban sufrir las consecuencias, que en términos que utilizan son daños colaterales necesarios para que en este mundo sea mejor, para que pueda haber democracia y libertad, pero resulta irónico que esta democracia y libertad solo la pueden disfrutar los poderosos, porque para los demás son solo ilusiones.

Estoy triste y realmente creo que es tristeza (pienso que es parte de que estoy mejor de mi cabeza), es bastante ilógico decirlo, pero hace mucho tiempo que no diferenciaba bien la tristeza, de la depresión, claro que para este síntoma del corazón no existe un remedio químico, pues todo lo que tomamos para superarla son simples paliativos que no curan, como si existen químicos para controlar la depresión.

La tristeza como tal no se cura si no que pasamos a otros estados del corazón, como cuando algo alegre que nos pasa así de simple, no trato de apaciguar esta tristeza con nada, como tampoco quise hacerlo cuando me deprimía por mi trastorno bipolar aunque de pronto si había algo que hacer.