Loco o bipolar

Diario de una persona que a los 16 de pronto enloqueció, luego a los 40 cree descubrir que es bipolar y en este momento con casi medio siglo en este mundo, no tiene claro que es lo que tiene.

jueves, 21 de enero de 2010

Recuerdos después de regresar de la locura

En estos momentos trato de hacer un recorderís de cómo fue que viví después de haber tenido la crisis maníaca más fuerte que he sufrido, contaba con 16 años, para muchos fue en este momento cuando me enloquecí, para mis padres debe haber sido un trauma mayor y parece que los marcó pues creo, que durante mucho tiempo pensaron que pudiera repetirme y esto los angustiaba demasiado.

Terminaba mi primer semestre en la universidad, de pronto de un momento a otro, sin razón alguna, tuve un episodio de manía bastante fuerte, no era yo, me volví loco (así llamaría un ciudadano corriente a lo que me pasaba) a pesar de todo esto, para mi yo estaba normal, me sentía demasiado bien, tuve de pronto uno o varios momentos que pensé que si que estaba comportándome inadecuadamente.

Para sacarme de esta situación fui ingresado contra mi voluntad a un psiquiátrico (poco después agradecí que lo hubieran echo), para ponerme en manos que un psiquiatra, analizándolo desde mi punto de vista actual lo considero un médico bastante bueno, estuve creo yo, unos dos meses internado, los recuerdos que tengo de este sitio son mas bien pocos, pero no desagradables y a pesar de lo que se dice de esos lugares para mi el sitio donde estuve no era malo, consistía en una clínica de reposo privada, ubicada en un ambiente campestre y con relativas comodidades, claro que para estar allí mis padres parece que se gastaron una cantidad de dinero apreciable que debe haber sido difícil de cubrir pues somos una familia de clase media.

Después de remitirme de psiquiátrico sufrí de unas crisis de depresión horribles, pero las soportaba, tomaba pastillas para mi problema que me controlaban y me fueron estabilizando, pienso que a los 4 o 5 meses me sentía un poco más estable, luego reingrese a la universidad a estudiar.

No se porque exactamente pero no soporté seguir tomando mis medicinas, pienso ahora porque no soy muy constante en muchas cosas, o también porque los efectos secundarios eran horribles, tambien pienso que fui irresponsable al hacerlo pero no tenia una ilustración clara y suficiente de porque debía tomar los medicamentos.

Apenas ahora vengo a saber un poco en que consistían los medicamentos y que efectos positivos y negativos tenían sobre mi, según parece uno de estos medicamentos (Melleril o Tioridazina) que tomé esta descontinuado por causar problemas bastante fuertes en otras partes del cuerpo, diferentes a la mente, aunque parece que funcionó muy bien desde el punto de vista de mejorarme el problema mental, pienso que al ser muy joven soportaba este medicamento bien y pienso cumplió su cometido, pero como mi enfermedad era crónica debía de seguir tomando medicinas de por vida, lo cual no hice en ese momento.

Me acuerdo muy bien de la última cita que tuve con el psiquiatra que me trato este episodio, le dije que me sentía bien y parece que lo estaba, él me dijo:  Estas bien porque has seguido el tratamiento, pero sigues enfermo de un problema mental crónico e incurable, cuyo nombre no me dijo, por lo que debía tomar medicinas de por vida, asi con estas palabras, hablo del año de 1984.

Mi problema mental en ese momento no tenía nombre para mi, no se si para el médico era un maniaco depresivo, en esta época se usaba este término bastante crudo para un parroquiano desprevenido, creo que su significado es casi igual a estar loco, pienso que por eso no se lo manejaban a los pacientes (nunca se me lo dijo en esa época).

Considero que por lo anterior no hace muchos años se cambió el término por trastorno bipolar,  en estos años no había internet y no era posible para mi tener contacto con otros afectados, como tampoco leia sobre problemas de la mente, en ese momento solo me interesaba poder volver a ser normal, seguir estudiando para poder ser un profesional, parece que los medicamentos (no se si lo digo por disculparme) no me dejaban tener vida, tenía unos efectos malucos sobre mis movimientos, mantenía con tembladera, no era capaz de concentrarme en actividades mentales como la lectura, deje por tanto de seguir con los medicamentos de un momento para otro asi de tajo, sentí por unos días un síndrome de abstienecia impresionante, el cual me paso pienso que en una semana, pero segui incómodo unos dias mas, a partir de ahí pienso que volví a ser casi el de antes de la crisis en algunos aspectos, tuve unos cambios interesantes para mejor en unos y no tan buenos en otros pero bueno no todo es perfecto.

Pienso que salí de una situación que era de locura para mi y para mis allegados, cuando recomencé a estudiar no era tan bueno académicamente como antes de la crisis, sin embargo, logre estudiar y pasar poco a poco las asignaturas, un poco mas lento que mis compañeros pero no tanto, me demore un año mas de lo que lo hicieron los que empezaron conmigo pero pienso que esto no interesa, no me acuerdo de haber sufrido ni siquiera de una crisis de hipomanía durante el periodo de estudio aunque no descarto del todo que no la haya tenido, si me acuerdo que me deprimía, pero mas que deprimirme pienso que de pronto eran sentimientos mas de tristeza o de aburrimiento por la vida de estudiante que era buena en muchos aspectos pero que también es difícil.

Viendo esta situación en la actualidad pienso que fue una experiencia muy dura pero de la cual logre salir, a pesar que no seguí medicado pude vivir relativamente bien y pasar en la sociedad como una persona cuerda como cualquiera, apenas ahora último he visto que los episodios de inestabilidad tienden a ser mas seguidos y que de pronto si para la época hubiera dispuesto de los medicamentos que hay en el momento es posible que no hubiera discontinuado la medicación, pues con unas dosis relativamente bajas según me dice el psiquiatra, las cuales me provocan pocos efectos secundarios, estoy regulado en mi estado de animo.

miércoles, 20 de enero de 2010

Antidepresivos para tratamiento de la tristeza

En un reciente estudio sobre la efectividad de los antidepresivos publicado en Estados Unidos Estudio sobre antidepresivos en EEUU se encontró entre otras cosas un resultado sorprendente: Los medicamentos antidepresivos son mas efectivos para casos de depresión mayor y poco efectivos para depresiones menores, una explicación simple la encontramos en el blog navegante bipolar en el articulo tristeza o depresión (http://elnavegantebipolar.blogspot.com/2009/12/depresion-o-tristeza.html) que define muy concisamente dos sentimientos la tristeza y la depresión y no es la primera vez que encuentro estas definiciones, aunque los síntomas son muy similares, las causas que lo provocan son muy diferentes, entonces como casi siempre se asimilan como una misma enfermedad y se les aplica el mismo tratamiento se presentan los resultados de que hablan los estudios.
También como la depresion y el trastorno bipolar son enfermedades que sumadas pueden afectar alrededor de un 5% de las personas el mercado meta de los fabricantes de antidepresivos es estrecho, sin embargo, la tristeza puede afectar a un porcentaje mayor de personas, es mas se puede decir que estas en algún momento puede afectar al 100% de las personas, por lo que el mercado potencial para los fabricantes de antidepresivos se multiplica por 20 de ahí que los mismos laboratorios no estén interesados en que se diferencie bien la tristeza de la depresión y que mejor sigan siendo una misma enfermedad.